El descubrimiento de la TV


Chile posee una loca geografía forjada a punta de terremotos, aluviones, temblores, sunamis, derrumbes y el coraje endurecido y perseverante de sus habitantes.  Nos aferramos a la tierra con la desesperada certeza que este insólito balcón de costa frente al  océano Pacífico no se hundirá y que la naturaleza nos seguirá castigando y golpeando más por nuestros errores que por nuestra manera de vivir.

Por estos días, otra tragedia golpea el territorio y sus habitantes: incendios forestales alimentados por los vientos impredecibles, por la codicia, por la mente enferma de algún pirómano.

Los reporteros y camarógrafos de los “grandes canales de TV” desembarcan entonces -en algunas ocasiones como si fueran los españoles llegando a América- y descubren a humildes campesinos estremecidos por la pérdida de sus animales y sus siembras, a familias arrasadas por el fuego que se llevó sus casas, a niños con miradas asustadas.

La televisión chilena descubre entonces -oh sorpresa!- a ese Chile rural, pobre y escondido, a ese Chile profundo que nunca muestran sus reportajes edulcorados de gastronomía o sus sobrevuelos de drones.

Cada cierto tiempo, para alimentar el morbo de las escenas dramáticas frente a las llamas de la curiosidad malsana, la TV descubre ese otro Chile que nunca reportean.

Y cuando se termine la tragedia y se desarmen los hospitales de campaña y los canales desmonten sus antenas, todo volverá -aparentemente- a la normalidad.

ovejanegra8

De las “multitudes inteligentes” a los “cabeza gacha”


Los tiempos cambian a la velocidad con que renovamos los aparatos telefónicos o celulares.  La tecnología corre como una locomotora acelerada que arrastra un carro de innovaciones y renovaciones  y un carro de desechos tóxicos.

El mundo de fines de los años noventa y principios de los 2.000 lo entendía Rheingold como los “smart mobs”, es decir, las multitudes inteligentes, esas redes interactivas de individuos conectados entre sí por los celulares y los mensajes SMS.   En los 90 furiosos, la conectividad era una palabra que no existía.  Las multitudes inteligentes fueron en Chile las manifestaciones de los pinguinos del 2006, hoy convertidos en encorbatados ejecutivos recién salidos fresquitos del horno de la universiaa…

Los tiempos cambian.

Ahora estamos en la época de los “cabeza gacha”, niños, adolescentes y adultos adheridos a la pantalla touch de celulares y tablets, o mas bien dicho, celulares y tablets que vienen con un ser humano adherido a sus pantallas, inclinados hacia la comunicación introvertida, haciendo correr sus dedos sobre una superficie de datos, jovenes sumergidos en el último streamings de mensajes  e imagenes.

Usted puede hablar “fuerte y claro” en una reunión social, pero siempre hay un celular prendido haciendo sonar esos ringtones ridículos, o alguien cabeza gacha leyendo y guasapeando.

– Buenas tardes, quiero comprar un smartphone nuevo.

– Los tenemos con niños y adultos adheridos a la pantalla…

LA OVEJA NEGRA DE LA FAMILIA

El problema de la gestión política de las crisis sociales


En lo que va corrido del actual gobierno (apenas dos años y faltan dos años más…), tres crisis sociales mayores se han producido: la crisis del gas en la región de Magallanes, la crisis de la educación en todo el país y la actual crisis de la región de Aysén.   

En cada de una de estas crisis, la improvisación, la falta de manejo político, la manipulación mediática y la impericia para manejar los conflictos sociales, han derivado en escenarios altamente complejos y de desgobierno por parte de la autoridad política.  El “Tratado de la Impericia” se comenzó a escribir con el conflicto del gas natural en Magallanes, en enero de 2011.  

La oposición concertacionista tampoco ha hecho gala de buen manejo, y en el caso de las grandes manifestaciones por la educación, la Concertación más bien tuvo que sumergirse en la multitud, tratando de dar ideas y de mantenerse a flote.  Otros actores políticos, como Enriquez Ominami simplemente fueron barridos por la marea ciudadana y desparecieron del cuadro y de la escena pública sin pena ni gloria. 

siga leyendo aquí:

GESTION POLÍTICA DE LAS CRISIS SOCIALES

El manoseo independiente


Les invito a darnos una vuelta por la feria libre de la política barata.

Como ha sido una costumbre en todas las elecciones, desde que los electores tienen memoria, la palabra “independiente” ha cambiado numerosas veces de color, de aspecto, de forma y de aroma.  Aparecen “independientes” de chiste y otros en serio; independientes realmente independientes, y otros que flotan en el barro de la indefinición y del bamboleo según la posición del sol, del bolsillo o de las ganas.  No importa que no tengan ideología visible o que se disfracen para no ser reconocidos. 

Lo primero que balbucean es que ellos no son ni de derecha, ni de izquierda, ni de centro…ni de arriba ni de abajo…zaaaaaah….

Ahora, cualquiera se sale de un partido político, y se pone a hablar contra los políticos de los partidos políticos.  Como dice el tango Cambalache… “cualquiera es un bandido, cualquiera es un señor…”.  Ahora está de moda “hablar pestes” de los partidos y posar de independientes, para que la gallá no los vaya a confundir con “esos políticos”…uy que asco!…  

Tenemos así  en el mercado de la política un menjunge de independientes para todos los gustos; pero si incluso hay dos partidos políticos que se auto-apellidan “independientes” (la UDI y el PRI) que, como todo el mundo sabe, no tienen nada de independientes…porque siempre tienen el barco escorado p’al lado derecho…

Los políticos “independientes” han manoseado la palabra “independiente”, hasta gastarla como manilla de puerta: tenemos a los políticos que se ponen a ultima hora la etiqueta de “independientes” para que caigan los incautos y desmemoriados; están los políticos que -bien intencionados- no quieren contaminarse con la política partidista, pero que terminan  hirviendo en la misma sopa que critican; están los políticos que hacen campaña con la etiqueta “independiente”, pero al día siguiente que son elegidos aparecen pegados y negociando con los partidos políticos.-

Entonces, haciendo un recuento de la mercadería disponible en las vitrinas … están los “independientes-independientes”, los “independientes truchos”, los “independientes medio independientes nomas”,  los “independientes de siempre” , los “independientes indecisos”, los “independientes de la política”, los “políticos independientes”, los “independientes de verdad”,  los “independientes al pedo”,  los “independientes por fuera y derechistas por dentro” y también están los “independientes de última hora”.

Oiga casera, aproveche la oferta de hoy … sacar a luca su propio independiente… hoy están baratos, casera oiga…!!

Un voto menos


Cada balín (de goma o de acero) que recibe un ciudadano en una manifestación pública en Chile, es un voto menos para la UDI y RN.   Cada autoridad que incumple las promesas y los anuncios gubernamentales ante la ciudadanía, es un voto menos para la UDI y RN.  Cada lider, autoridad, dirigente político o representante político que avala y justifica la brutalidad policial, representa un voto menos para la UDI y RN.  Cada bomba lacrimógena y cada bastonazo recibido por un estudiante, es seguro un voto menos para la UDI y RN.  Cada manifestación ciudadana en favor de los derechos de la gente y que termina reprimida por la fuerza policial, es un voto menos…son cientos y miles de votos menos, para la UDI y RN.  Cada profesional y ciudadano de clase media que reclama y protesta decepcionado, por sus derechos, por sus oportunidades, son un voto menos, son miles de votos menos para la UDI y RN.  Cada ciudadano de la tercera edad que descubre la estafa gigantesca de las AFP a la hora de su jubilación, serán decenas de miles de votos menos para la UDI y RN. Cada proyecto energético, minero o industrial aprobado contra la opinión de los ciudadanos y contra de la conciencia ecologista de la mayoría de la gente, es un voto menos para la UDI y RN.  Cada ciudadano que toma conciencia de las aberraciones e injusticias del sistema neoliberal, es un voto menos para la UDI y RN.   Cada proyecto de ley y cada anuncio mediático con letra chica, es un voto menos para la UDI y RN.  Cada promesa electoral incumplida por el gobierno, es un voto menos para la UDI y RN.  Cada empresa que abusa de sus trabajadores, que incumple contratos, que despliega prácticas antisindicales, y en un gobierno de corte gerencial, es un voto menos para los partidos del gobierno de los gerentes, es decir, un voto menos para la UDI y RN.

La metáfora de la libertad


En el solemne silencio de la madrugada, una gaviota emprende el amanecer. 

Una mirada se eleva desde el sur del sur del mundo, sobre las olas profundas y desde último estrecho de los mares. 

En la simple maravilla del firmamento enrojecido, una mirada se sorprende y otra mirada se emociona, porque ese vuelo tenue y desconocido, esa gaviota inesperada que sube,  deja atrás el tiempo y encuentra solitarias las olas aladas del viento, el oleaje invisible de la mañana que despierta.

Amanecer en el estrecho de Magallanes (ilustración de Eliana R. Gallardo)

Dime que tu libertad vale tanto como la libertad de todos.   Dime que cada mañana te levantas para luchar por la libertad pendiente, por la justicia insatisfecha, por la dignidad despojada, por la igualdad agredida.  Ese cielo enrojecido y austral te recuerda, el color definitivo de tu corazón.

Una gaviota escribe en las nubes su certera ortografía  de la libertad, el aleteo de sus palabras desconocidas, mientras el silencio la eleva en su vuelo de campanas hundidas y de sal dormida.

Cuando se despierta la mañana en el estrecho de Magallanes, una gaviota libre sale a recorrer los horizontes.

Un gobierno que paraliza la regionalización


Por decirlo en términos simples, el gobierno de turno está paralizando en los hechos la regionalización.  Si entendemos la regionalización como una manera de organizar y descentralizar la administración del Estado en los territorios, entonces todo proceso y toda experiencia de regionalización supone definir el modo y el lugar desde donde se toman las decisiones que conciernen a los ciudadanos de un determinado territorio o espacio jurisdiccional.

Y aquí comienza el problema con este gobierno: que las decisiones fundamentales, a pesar de todo lo avanzado en descentralización y desconcentración, se siguen tomando en Santiago.  Dos crisis sociales y políticas recientes lo demuestran (crisis que comenzaron en una región y se extendieron al resto de Chile): la crisis del gas en Magallanes y la actual crisis en Aysén.

Para enfrenar las demandas ciudadanas en Magallanes y en Aysén, los Seremis regionales valieron hongo, y los Intendentes regionales, más bien parecían mascotas sonrientes de adorno en las negociaciones: con cueva servían como florerito de centro de mesa…

¿De qué les sirven las eventuales, posibles y hasta probables elecciones directas de los Consejeros regionales…que se dilatan año tras año, si al final los CORE no pinchan ni cortan, la agenda la decide el Intendente, las autoridades regionales no tienen idea de lo que piensa la ciudadanía de sus decisiones, a nivel regional deciden unos pocos iluminados, el intendente se nombra desde Santiago y las decisiones finales las toma un ciudadano que trabaja en una oficina del segundo piso del Palacio de La Moneda, personaje que algunos dan en llamar eufemísticamente Presidente de la República…?

Los gobiernos regionales  de Magallanes y de Aysén, resultaron y resultan inacapaces e incompetentes, para resolver la crisis que tenían en la calle frente a sus oficinas.  Tuvieron que mandar un Subsecretario -desde allá de Chile- a preguntar y a ver qué estaba pasando, lo que indica que la información política que se envía desde las Intendencias a Santiago y a La Moneda, es mas mala que un fierrazo en los dientes.  Y no mandan cualquier Subsecretario: mandan al subsecretario de interior, acompañado de su guardia pretoriana de fuerzas especiales de carabineros, carros lanzaaguas y bombas lacrimógenas, todo con el “loable propósito” de negociar con los ciudadanos manifestantes.

Y los ministros y subsecretarios que hacen viajar desde Santiago,  llegan a las regiones a negociar con la rienda corta, porque a la hora de tomar decisiones y de suscribir acuerdos, tienen que consultar con el Gerente General de Chile, sociedad anónima.  Cuando Ubilla y Golborne vinieron a Magallanes a negociar con los dirigentes de la ASAMBLEA CIUDADANA DE MAGALLANES (enero de 2011), el Ministro tuvo que consultar por teléfono celular y punto por punto la redacción del texto final del acuerdo con el Presidente de la República.

No cabe la menor duda que con ese estilo de gestión y de toma de decisiones, con este gobierno la regionalización se está yendo a la…

__________

Este post aparece también publicado en el portal electrónico DIARIO RED DIGITAL

La nueva lucha de clases


Protestan y se ponen en movimiento las regiones y los territorios que se rebelan contra el centralismo administrativo, financiero y político del Estado neoliberal y el centralismo de las corporaciones empresariales;

de los ciudadanos que se rebelan contra un Estado que se limita a entregar subsidios provisorios;

de las clases medias, artesanos y los profesionales que protestan contra un Estado gobernado para los gerentes, cuando no es simplemente gobernado por los gerentes y para beneficio de sus empresas y negocios;

de los suburbios y barrios marginales y sus organizaciones y redes contra los bien dotados y poderosos centros urbanos;

de las mujeres que se movilizan y reclaman contra el paternalismo y el machismo de la dominación capitalista;

de los ciudadanos que reclaman contra la contaminación, la depredación y la destrucción del medio ambiente para privilegiar costosos proyectos empresariales;

de los adultos mayores que se encuentran desprotegidos socialmente, subsidiados en su pobreza, mientras se privatizan sus ahorros y jubilaciones, para enriquecimiento de unas cuantas compañías empresariales;

de los jóvenes y estudiantes que reclaman educación de calidad y gratuita, oportunidades de vida, de trabajo digno, de formación y de desarrollo y crecimiento;

de los pueblos originarios que reclaman respeto, autonomía, tierras y desarrollo sustentable;

de los trabajadores, los inmigrantes, los desplazados y los cesantes, que reclaman justicia y dignidad contra el trabajo precario y precarizado, los salarios y remuneraciones precarios y las condiciones laborales precarias;

de las regiones, territorios y comunas empobrecidas, marginadas y contaminadas por los poderes corporativos,  marginadas por el centralismo estatal y empresarial, y que reclaman autonomía, participación y protagonismo.

___________________________

Siga leyendo este ensayo:

LA NUEVA LUCHA DE CLASES

Primero se robaron el cobre…ahora quieren el litio


En aquellos años oscuros de la dictadura (1973-1990), los privatizadores neoliberales, los fanáticos y dogmáticos ideólogos del neoliberalismo uniformados y civiles entremezclados, aceptaron privatizar las reservas y la producción del cobre, el hierro, la plata, el molibdeno y el salitre, después privatizaron las aguas, la previsión de los trabajadores, la salud, los bancos, las telecomunicaciones, el transporte de carga y el transporte interurbano, las tierras agrícolas y las tierras forestales, las reservas pesqueras, el borde costero… 

Después (1990-2010) vinieron los privatizadores neoliberales concertacionistas, y continuaron privatizando alegremente, esta vez las empresas sanitarias, las cuotas de pesca, las reservas de oro, la educación universitaria, las carreteras, las cárceles, los ríos y cursos de agua, el gas natural. Y ahora los mismos privatizadores neoliberales de los tiempos dictatoriales -vueltos al gobierno después de un breve paréntesis de 20 años-  quieren llevarse el litio.  

Si no protegemos el litio y no lo convertimos en una riqueza de propiedad nacional y del Estado de Chile, nos ocurrirá lo mismo que sucedió después de Balmaceda con la entrega del salitre y con Pinochet que entregó el cobre (tan poco patriota que era el Maldito…)

Es el debate que propone Julio Alcayaga en el siguiente comentario:

LA CORPORACION DEL LITIO, UN IMPERATIVO ESTRATÉGICO

No basta con solidarizar…desde el sillón de tu casa – Dalivor Eterovic escribe para LA OVEJA NEGRA DE LA FAMILIA


Lo que hoy conocemos como  participación ciudadana  y que históricamente ha sido la palanca esencial  en los procesos y cambios sociales  de importancia, se encuentran en un momento de baja y en algunos casos de nula expresión, que ya se prolonga por casi 4 décadas.  Aun cuando las experiencias motivadas por demandas  regionales y las movilizaciones estudiantiles de carácter nacional, en el último tiempo, nos hagan pensar que la participación social activa retoma la senda tan necesaria para democratizar un país secuestrado por el gran capital y las cúpulas políticas dominantes. Aun cuando las encuestas muestres rotundas mayorías a favor de los movimientos sociales mencionados, es claro que la llamada participación ciudadana, carece de la contundencia y expresión real y concreta de las grades mayorías expresada en las calles y en los lugares de producción y desarrollo de toda índole.

No es suficiente con decir que se está de acuerdo con tal o cual demanda, no basta con solidarizar desde el anonimato.

Es imperante que quienes hoy se definen como ciudadanos y se consideran sujetos democráticos y participativos, que son parte de las redes sociales y se conmueven con las causas de otros, definan una opción política clara, ante los grandes temas que nos preocupan.

El que no tengamos sindicalización automática, no puede seguir siendo una excusa para no formar sindicatos, que hoy el voto sea voluntario, no puede significar una merma en la participación popular en las futuras elecciones. El hacho de no militar en un partido político, no puede ser excusa para no tener opinión política. El que se nos imponga un sistema electoral  binominal que no permite representar al espectro social y político y si permite la sobrerrepresentación de la derecha en el parlamento, no puede significar que renunciemos a nuestras convicciones y demos la batalla por la elección de nuestros representantes.

Las razones son simples, sólo a la patronal le conviene que se mantenga la baja sindicalización y con esto la posibilidad de fijar bajos  salarios y condiciones laborales precarias e inseguras. Sólo a las clases acomodadas y con mejor acceso a la educación les conviene que los vastos sectores populares, consideren el día de las elecciones, como un día festivo, destinado al esparcimiento y el descanso, ese es el único sentido del voto voluntario aprobado por nuestra mundialmente conocida clase política. Los sectores acomodados, si asistirán a votar como lo han hecho siempre, ya que son consientes de que para que nada cambie en Chile, ellos deben sufragar por sus candidatos.

Cuando decimos que es importante tener opinión política, lo que decimos es que todas las decisiones de importancia  para las ciudadanas y ciudadanos de nuestro país, son decisiones políticas y estas decisiones son tomadas por políticos que nosotros mismos elegimos, ya sea por opción o lo que es peor, por omisión al no acudir a las urnas. Es importante saber que la opinión política siempre tendrá un trasfondo económico, ya que todo el accionar político nacional  tiene como único objetivo, el implementar la visión de la economía que las autoridades electas y designadas consideran la más apropiada a sus intereses de clase y que no son por mucho, cercanos a los intereses de las mayorías ., Entonces nuestra visión y nuestra opinión de la realidad que nos afecta, debe ser el principal argumento político que condicione nuestra conducta a la hora de votar.

Solo un salto cualitativo desde la opinión privada o anónima y la participación intrascendente hacia un activismo real y la elaboración de una opinión que refleje nuestra propia realidad, acompañadas de movilizaciones potentes  que signifiquen un real impacto a los grupos económicos dominantes, nos permitirán avanzar en los grandes cambios que nuestro país requiere.

Dalivor Eterovic Diaz.

 

El negocio de los pinguinos


Los pinguinos que circulan por las aguas australes de Sud América (sphenicus magellanicus), viajan gratis todos los años desde las costas del sur de Brasil hasta las heladas aguas de los canales patagónicos y mares australes, nidifican gratis en las costas magallánicas y del sur argentino (incluso en las islas Falklands), se alimentan gratis de peces, crían gratis a sus nuevos retoños, les enseñan gratis a nadar y pescar y ofrecen gratis el hermoso espectáculo de su vida natural y silenciosa a cientos de miles de turistas y visitantes.

Ahora, los mercachifles de siempre, vieron las pinguineras o colonias de pinguinos (circulan más de 20.000 cada año…) y concibieron enseguida el negocio.  Donde nosotros los ciudadanos comunes y corrientes vemos solo “pinguinos en la playa y en el agua”, ellos ven dinero a cobrar por la entrada a observar a los pinguinos.  ¿Se dan cuenta de la wuea aberrante del negocio?  ¡Nos cobran por ir a mirar…!  ¡A 7 mil pesos la mirada…!!!

Si sumamos la entrada para pasar en dirección a la colonia y la entrada a la colonia misma (dos cobros en una misma operación mercantil de venta de un servicio), se terminan  embolsillando 7 mil pesos chilenos por persona, multiplicados por unos 15 mil o 20 mil visitantes al año…sin contar que las empresas turísticas no te cobran 7 lucas por la visita, sino que 30 mil, 40 mil o 60 mil pesos por nuca…

Esos pinguinos han pasado a ser parte de un lucrativo negocio del turismo, sin tener la menor idea…¿porqué no se hacen una encuesta o una primaria entre los pinguinos magallánicos para saber si ellos van o no en el negocio…?

Incluso un próspero y millonario empresario local, que oficia transitoriamente de diputado (otro sueldo millonario más que se nos va…y no es gratis…), participa silenciosmente del negocio cobrando una cuota por pasar a ir a mirar a los pinguinos que se pasean gratis por la playa de la colonia de pinguinos. O sea, del verbo ratoneo…  Más tarde, el mismo empresario-parlamentario hará abundantes enjuages bucales  gratis en televisión hablando gratis del medio ambiente y de la naturaleza prístina y del cuidado de los recursos naturales…y todo dicho con una sonrisa…que no es gratis…

Manual de operaciones psicológicas … para el buen uso de ingleses y argentinos


Ahora que a unos y otros se les calienta la sangre y se ponen pasionales y, como los bulldogs, se dedican a mostrarse los dientes nada más que por un pequeño archipiélago de unas cuantas islas desoladas y de millones de millones de barriles de buen y costoso petróleo allí debajo, se recomienda la lectura y buen uso del siguiente Manual.

1.-  Saquen a ventilar sus mejores y más sofisticados juguetitos de guerra, sus avioncitos y sus barquitos, para tratar de asustar al otro, o para que el otro crea que se va a asustar con sus avioncitos y barquitos.

2.-  Hagan las declaraciones más rimbombantes y ruidosas posibles ante la prensa, o sea metan ruido, para que todo el mundo crea que se odian y entienda porqué se miran feo, pero sabiendo que todo se trata de juegos mediáticos, de efectos de pantalla y de operaciones psicológicas.

3.-  A medida que se acerca la fecha conmemorativa hagan harto circo y ruido público, para la galería.  Al dí siguiente de la fecha conmemorativa, nadie se acordará de nada, en la platea.

4.-  Sigan haciendo abundante parafernalia mediática, mientras los multi-millonarios negocios entre ingleses y argentinos, bancarios, financieros, industriales, comerciales, energéticos y de servicios, en Gran Bretaña y en Argentina, siguen viento en popa.

4.-  Saquen a relucir sus propias medallas, sus héroes, sus testimonios desgarradores y piquen fino la cebolla.

5.-  No se compliquen la vida finalmente.  Dejen que los ingleses celebren su victoria en las Falklands y dejen que los argentinos conmemoren su derrota en las Malvinas.

Hay que volver a los cambuchos


No es fácil cambiarle la cultura y las costumbres al bicho humano.    Desde los años sesenta del siglo pasado que nos han acostumbrado a usar bolsas plásticas para las compras.  Detrás de la instalación de los supermercados y malls (copiados de la cultura de marketing de los Estados Unidos) llegaron hace ya cerca de cuatro décadas las bolsas plásticas, forma de empaque que demora más de 700 años en degradarse, por su alto contenido de derivados del petróleo.  El impacto que hemos provocado los humanos con cientos de miles de millones de millones de bolsas plásticas en la naturaleza, será duradero por varios siglos más en la historia del planeta Tierra.

Ahora, tímidamente algunos centros comerciales comienzan a utilizar bolsas y envoltorios de papel.

Pero cambiar las costumbres y los hábitos de compra de todos nosotros es enormemente difícil y lento.  El negocio de fabricación y venta de bolsas y envoltorios plásticos es gigantesco y millonario.  El bicho humano es repetitivo, rutinario y resistente al cambio.  Tendrán que pasar dos o más generaciones…

En nuestra infancia, los cambuchos eran la única forma de envoltorio disponible para todo el mundo, bolsas de papel (kraft o papel de diario nomás…), para todo uso y en muchos casos de fabricación artesanal y doméstica: papel y engrudo.

En aquella época eramos mucho más ecológicos y biodegradables, que esta “mierda postmoderna” donde todo es plástico, desechable, contaminante, provisorio, superficial y alienante.

Más de un siglo después, poco ha cambiado


Durante los años de 1870, el pintor y viajero noruego Theodor Ohlsen recorrió Chile y la Patagonia y plasmó en grabados, potentes imágenes de la realidad que encontró en las tierras más australes del mundo.

Un grabado sin embargo llama la atención dentro de la colección adjunta: es la que muestra el trueque entre un grupo de aborígenes aonikenk o “patagones” y un mercachifle blanco o chileno (el hombre agachado delante del caballo seleccionando pieles).

Aquí, como se puede apreciar en la imagen, los términos del intercambio son extraordinariamente claros y acaso simples: están por un lado, los “proveedores” que son los aonikenk; están los productos que ellos mismos trabajan y elaboran (en este caso pieles de guanacos, plumas de avestruces, huevos de avestruces), y están los medios de pago (que en este caso siempre eran botellas de alcohol y baratijas desechables de los blancos).(Al clicar sobre la imagen puede ampliarla).

Más de un siglo después, ¿qué ha cambiado?

Los términos capitalistas de intercambio siguen siendo hoy básicamente los mismos en la Patagonia como en gran parte del mundo: por un lado, los proveedores de trabajo (fuerza de trabajo) o creadores de la riqueza; por otro lado, los que compran la fuerza de trabajo, a cambio de un medio de pago en la forma de alguna baratija en forma de dinero y que llaman sueldo o salario (dinero plástico en nuestro caso), y los productos del trabajo humano (y los recursos naturales y energéticos), que son pagados a precio ínfimo al trabajador y vendidos en el mercado a precios exorbitantes, para asegurar la ganancia del dueño del dinero o capital.

Carlos Marx se acaba de dar otra vuelta en su tumba abierta…

VER SELECCIÓN COMPLETA DE IMAGENES EN: LOS OJOS DE OHLSEN

Lucha y resistencia en Gaza y Palestina


En medio de las bombas y del miedo.  En medio del temor a un bombardeo.  En medio de la pobreza y la dignidad. En medio del fervor por Allah.  En medio del ruido de las balas de los policías israelíes, que rebotan en los adoquines de las calles y en los muros.  Los habitantes de Gaza, Palestina, invadidos, controlados y agredidos por las fuerzas militares israelíes, siguen viviendo, soñando, luchando, sobreviviendo en realidad y estas imágenes nunca deben permitirnos la indiferencia.

Indignémonos por Palestina también.

Ver aquí el video:

LAS CEBRAS DE GAZA – REPORTAJE TESTIMONIO

Batalla perdida y batalla ganada


Si uno observa el espacio de las comunicaciones y de los medios de prensa, uno podría creer que las ideas de derecha, las ideas conservadoras, las ideas que comparten, aceptan y justifican este sistema desigual e injusto llamado capitalismo o neoliberalismo, parecen haber ganado una batalla.  Cuando se hace zapping sobre todos los canales de televisión que ofrece “el mercado”, pareciera que ellos -ese 1% que detenta el capital y el poder- controlan todo y han ganado la batalla de las ideas.

Pero no.  La indignación crece y se expande.  Los ciudadanos se organizan y se movilizan.  Los movimientos se ponen en movimiento.  La gente se aburrió de gritar sin que nadie los escuche.  Las protestas salen a las calles y forman sus asambleas. Se extiende entre los habitantes comunes de las ciudades y los campos, el descrédito de la dominación capitalista, el rechazo a la injusticia y al neoliberalismo, el cansancio ante tanto abuso organizado, legalizado e institucionalizado.

Unos se dan cuenta antes que otros, pero una corriente profunda recorre la conciencia de la ciudadanía de todo el planeta.  El sistema capitalista -así con todo su nombre- está desacreditado, desprestigiado y se ve decadente.

Esto es lo que seguirá ocurriendo en los próximos años.

El capitalismo es y representa el pasado.

La gente quiere cambios, pero cambios de verdad, cambios profundos y no palabrería de cambio superficial.

Los poderosos están perdiendo la batalla de las palabras y los ciudadanos estamos ganando la batalla de las ideas.  Los poderosos ya no pueden escribir la historia a su gusto y los ciudadanos en movimiento están escribiendo otra historia.  El sistema actual de dominación es el pasado, el futuro está en manos de los ciudadanos en movimiento.

La historia de la sociedad actual está cambiando de ciclo.

Todo movimiento ciudadano es un movimiento político


El futuro de las izquierdas en el Chile de hoy, a la luz de las ricas experiencias de movilizaciones del 2006 y 2011 y de su perspectiva de abrirse camino hacia el poder que le permita impulsar las transformaciones y cambios estructurales profundos en nuestra sociedad, pasa por la construcción de una serie de referentes sociales y políticos que hagan de la política una práctica ciudadana cotidiana y transformadora.

Todo movimiento ciudadano es un acto político colectivo, es una forma política de expresión del descontento, la indignación y la voluntad de producir cambios.  Un movimiento ciudadano es un polo gravitacional y social que integra grupos, liderazgos, organizaciones, redes y colectivos que se desplazan en el espacio socio-político, comunicacional y cultural, para dar una lucha política y de ideas tras ciertas aspiraciones, demandas y/o proyectos.

Los movimientos sociales sin partidos políticos caen en el apoliticismo estéril; los partidos políticos sin movimientos sociales caen en la politización discursiva.

Pero los cambios y la ruptura del actual sistema de dominación no se logran solamente desde los movimientos sociales o ciudadanos, sino que necesitan de los actores políticos, partidos, movimientos y referentes.  La ruptura y el cambio del neoliberalismo como sistema hegemónico, se logrará con la construcción de espacios socio-políticos dotados de proyectos de transformación y con clara voluntad de incidir en la escena política, social y comunicacional.

¿Las tecnologías nos hacen más humanos?


La pregunta es más pertinente cuando pensamos que las tecnologías de las comunicaciones y la información, nos vuelven cada vez más dependientes, cada vez más controlables y vigilables, cada vez más imbéciles cuando no las tenemos a mano y cada vez menos lectores y menos sabios.  Sirven para producir y generar desarrollo, pero producen desechos y desarrollan embrutecimiento.

Entonces, por ejemplo, en vez de regalarle a un niño o a una niña una Barbie, un Ipad o un telefono movil, no nos cuesta mucho descubrir que el chico es más feliz jugando con su mamá, su papá o sus hermanos, o con  una caja de cartón…

Y el trabajo humano, lo único que crea riqueza en este mundo de hoy, mientras mas tecnologizado e informatizado sea, nos hará más dependientes, más alienados, más esclavizados y rutinizados, aunque tengamos la impresión (meramente superficial y fugaz) que la faena es más liviana y veloz.

En el portal BBC Mundo lea usted esta noticia.

Juegos de palabra (1)


… trabajo + trabajo + cansancio + estres + deudas + deudas + rutina + alienados +  comisiones + tarifas +alzas +quiebra + impuestos + fortunas +  precios + abusos +  capitalismo + riqueza + pobreza + trabajo + cesantía + riqueza + salarios + descuentos + salarios + trabajo + indignados + individualistas + egoistas + competitivos + estres + trabajo + desigualdad + inequidad + lucha + vigilancia + control + represión + lucha +  mercado + mercantilismo + mercantilistas + valores + desvalorización + depreciación + utilidades + utilidades + utilidades + neoliberales + injusticia + finanzas + ganancias + bolsa + cotizaciones + capitalismo + corrupción + privatización + corrupción + alzas + indignación …

Umbral


…aturdidos por la velocidad de la vida cotidiana y el estres del trabajo y las cosas mundanas que nos absorben y las minucias de todos los días que son como arboles que no nos dejan ver todo el bosque de la vida y del momento en el que estamos sumergidos, me dá por pensar  que estamos todos viviendo un “momento umbral” de la historia de la humanidad (algunos se dan cuenta y otros más tarde…).

Un umbral es ese espacio  de paso entre dos habitaciones, entre dos lugares, entre dos estados.

Momentos umbral, son esos períodos de la historia en que pasamos de un estado a otro estado, de un estado de sueño colectivo y de adormecimiento (alienación o embrutecimiento) de las conciencias, a un estado de despertar, de formación de una nueva consciencia, es decir, de una nueva comprensión de la vida y de la realidad en la que estamos viviendo.  Dejamos de ser masa y pasamos a ser multitud.  Dejamos de ser yo, tu y el, y pasamos a ser nosotros. Estamos traspasando el umbral desde el estado de alienación al estado de indignados…y después de permanecer como indignados (porque no basta con la indignación), pasaremos a ser movilizados y en lucha. Dejamos de ser masa sumisa y pasamos a ser multitud inteligente.

Dejamos de ser ovejas borregos, sumisos y silenciosos y pasamos a ser ovejas pensantes.  Y esto está ocurriendo en todo el mundo.

La gente toma conciencia del estado desastroso en que tenemos el medio ambiente y la naturaleza que nos rodea; toma conciencia de la desigualdad e injusticia que provoca este sistema neoliberal; toma conciencia de cómo se abusa de los que trabajan; la gente toma conciencia que no son millones de individuos solitarios sino que son millones que pueden organizarse y ponerse en movimiento. La gente toma conciencia que los que producen la riqueza de otros, son los que trabajan y producen.  La gente descubre que una minoría ínfima gobierna sobre la mayoría.

Digamos que nos estamos aburriendo que nos esquilen todos los días y que nos roben la lana, para que unos pocos se vistan bien…

Ellos son apenas el 1% de la sociedad … y nosotros somos el 99%…