Una descentralización trunca


El centralismo en Chile ha vuelto a aparecer en la agenda política y mediática, al calor de las manifestaciones de Aysen.   Si la gente no sale a la calle y no protesta, los problemas se arrastran por años.    Con frecuencia se critica a alta voz el centralismo administrativo y burocrático del Estado de Chile, pero  también se silencia el centralismo corporativo y empresarial.  A la concentración de las decisiones y los recursos que rigiza el aparato estatal chileno, se suma la concentración de decisiones de las grandes empresas en la capital del país donde residen sus casas matrices (bancos, AFP, seguros, medios de comunicación, empresas de transporte, constructoras…).

El actual movimiento ciudadano de Aysen, como el del gas en Magallanes o de los habitantes de Calama, o de los pobladores de la zona desvastada por el terremoto, solo han venido a desnudar una vez más esta realidad.

Clicar aqui para ver imagenes:

http://www.youtube.com/watch?v=vg7pLoDpbNU&feature=email

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s